School Blog

Queremos compartir contigo muchas de las reflexiones, consejos y emociones que a diario nos asaltan en este formidable trabajo que supone dirigir un centro docente que desea alcanzar la excelencia educativa.

Category: Caxton College (Page 1 of 11)

Pupil book of the month/ Recomendación lectora mensual de nuestros alumnos

“The Perks of Being a Wallflower” – Stephen Chbosky

By Gonzalo E., Year 10 student at Caxton College

The story is told through the eyes of Charlie, a fifteen year old boy, who writes letters to an unknown person. During the school year, he meets new friends – Patrick and the beautiful Sam – and experiences many emotions. The story explores important issues such as sexuality, bullying, child abuse, friendship and drugs, and as you read you will discover the feelings of a boy with a dark past.

The author manages to develop sensitive issues like the sexual abuse of children in an impressive way. From the first moment, this book grabbed my attention, as much for its purity as for its ordinary yet incredible story. The most poignant thing about it is the ending. It will surprise all readers, and confirms that this book is not only a story about an emotionally unbalanced young man but also it is a guide for young people. It will teach you to love and appreciate yourself. This book is not only a masterpiece: it is the story I have been looking for since I started reading.

Link to the book on goodreads.

Recommended for key stage 4 and up.

“Las ventajas de ser un marginado” de Stephen Chbosky

Por Gonzalo E., alumno de Year 10A en Caxton College

La historia es narrada a través de los ojos de Charlie, un chico de quince años, que escribe cartas a una persona desconocida. Durante el curso escolar, él hace nuevos amigos–Patrick y la guapa Sam–y experimenta muchas emociones. La historia explora temas tan importantes como la sexualidad, el bullying, el abuso a menores, la amistad y la droga, y conforme leas la novela, descubrirás los sentimientos de un chico con un pasado oscuro.

El autor consigue desarrollar los temas delicados, como el abuso a menores, de una forma impresionante. Desde el primer momento, este libro captó mi atención, tanto por su pureza como por su historia tan corriente pero increíble. Lo más conmovedor es el final. Sorprenderá a todos los lectores, y confirma el hecho de que este libro no sólo trata de un chico con desequilibrio emocional, sino también sirve como una guía para personas jóvenes. Te enseñará a amar y valorar a ti mismo. Esta novela no es sólo una obra maestra: es la historia que he estado buscando desde que empecé a leer.

Enlace a la información sobre el libro en Goodreads.

Recomendado a partir de 14 años.

Métodos mágicos para aprender inglés

¿Existen fórmulas milagrosas que garanticen el aprendizaje del inglés de una manera rápida y eficaz? Especialistas dedicados al estudio de la lengua inglesa señalan que, ante cualquier oferta de estas características, además de fijarnos en el tiempo de aprendizaje, es preciso que valoremos su método de enseñanza y las destrezas del profesorado.

Esto es así porque la fórmula mágica, si existe, solo se consigue motivando a los alumnos con un modelo educativo dinámico e innovador. Hay que tener en cuenta que en este ámbito hay un alto número de abandono porque, en muchas ocasiones, los alumnos sienten que no avanzan, que se aburren o se frustran al enfrentarse a la realidad idiomática. Y es que, como apuntan los expertos, la comprensión de una segunda lengua va más allá del conocimiento lingüístico y de la memorización de palabras y estructuras gramaticales. Es preciso que haya un trasfondo cultural creativo, una interacción continuada y una comunicación cercana.

Por esta razón a la hora de elegir un centro de estudios de inglés, para iniciarnos o para mejorar nuestro conocimiento, es aconsejable tener en cuenta una serie de pautas que nos ayuden. En primer lugar, los expertos sugieren que haya un proceso de maduración previo a la compra del curso. De este modo, evitamos la opción cómoda de elegir el centro de estudios más próximo a nuestro trabajo o vivienda, sin haber valorado preliminarmente su idoneidad. A veces una elección impulsiva termina por romper las expectativas creadas y perder el interés que nos movió a matricularnos.

 Para que esa decisión sea acertada, antes de realizar la matrícula, es recomendable que nos informen sobre el sistema de estudios ya que es una de las claves para que, sobre todo los más pequeños, adquieran un nivel de compromiso con las clases y aprendan sin apenas darse cuenta.

“En nuestro caso”, señala Laura Coeli, coordinadora de los cursos de inglés de los sábados de Caxton College con más de 30 años de experiencia educativa, “hemos dejado de utilizar el libro de texto tradicional en los alumnos de 3 a 6 años y lo hemos sustituido por cuentos para enseñar explorando multitud de unidades didácticas. De este modo, el niño aprende jugando sin ser consciente puesto que se divierte con la experiencia pedagógica”.

Además, Coeli explica que este método está basado en el sistema educativo británico donde a diario se trabaja mediante “proyectos educativos creativos”. En estas edades es importante que aprendan a través del juego y que “los profesores les inspiren confianza en el aprendizaje que, en ocasiones, puede ser al aire libre y con flexibilidad para que este estudio complementario no sea rígido ni el alumno lo sienta como una carga adicional a su rutina diaria”, aclara Coeli haciendo alusión a la práctica que imparte cada sábado para alumnos de todas las edades.

Esta misma idea se aplica a los alumnos de edades entre 6 y 12 años, aunque en este período se debe afianzar más su participación, hacerles ver que forman parte de una comunidad educativa donde pueden compartir ideas con profesores, realizar intercambios con otras clases, formar parte de competiciones, preparar exposiciones públicas, interpretar canciones, proponer lecturas que apelen a su identidad, es decir, “dotarles de recursos didácticos que llamen su atención para que a través de sus gustos personales se les seduzca y aprendan con facilidad”, enfatiza esta especialista de Caxton College.

Debido a que la frecuencia de este tipo de clases es limitada, una o dos horas a la semana habitualmente, es necesario maximizar el tiempo y que el profesor nativo o bilingüe, con su debida experiencia, sea un actor proactivo. En ese sentido, “sobre todo con las clases de adultos, es importante conectar con su realidad social y profesional, sus hobbies, sus lecturas, para así potenciar su producción oral y comunicativa. El libro en todos los casos, no debe ser más que un eje temático”, asegura Coeli.

Así, debemos asumir que no sirve cualquier planteamiento para estudiar inglés con eficacia. Como todo en la vida, “la profesionalización, la innovación pedagógica y la experiencia educativa van a ser factores fundamentales que hagan del aprendizaje un camino de éxito”, concluye Coeli desde este colegio británico que abre sus puertas los sábados por la mañana para compartir con la sociedad su visión académica y larga trayectoria británica.

La Revolución de las Humanidades

Por Amparo Gil

“Con la educación humanística apuntalamos valores civiles que nos ayudan a desafiar problemas globales como la xenofobia, el racismo, la sostenibilidad medioambiental o la crisis económica”

En las últimas dos décadas la sociedad ha vivido un proceso de alfabetización digital que ha afectado directamente a las metodologías de enseñanza de nuestro sistema educativo. Las nuevas tecnologías han tomado un protagonismo, por otra parte justificado, que en alguna medida han relegado a un segundo plano la esencia de la formación humana vinculada a las humanidades. Además, una ardiente fiebre capitalista azuzada por un sistema financiero de mercado, que ha perseguido con denuedo la rentabilidad económica en la mayor brevedad de tiempo, ha cuestionado la eficacia de una educación humanística.

La crisis mundial que iniciamos en 2008 hizo saltar todas las alarmas ya que puso al descubierto un perfil profesional alejado de los principios básicos que una sociedad basada en el bien común requiere. Quizá, tal como afirma Martha Nussbaum en su imprescindible libro El cultivo de la humanidad, una educación que tenga sus raíces en la riqueza cultural, crítica, emocional y creativa no ofrezca resultados inmediatos mercantiles, pero sirve para constituir personas sólidas que fragüen una sociedad global democrática basada en el respeto, la integración social y la igualdad de derechos. De este modo, desde los centros docentes y desde los entornos familiares debemos ser conscientes de que la verdadera revolución del siglo XXI no será completa si la ciencia y la tecnología no se apoyan en el conocimiento de las humanidades. <br>

La ciencia encadenada a la ética o la computación informática sujeta a la creatividad artística ofrecen un futuro interdisciplinar entre ciencias y humanidades que debemos fomentar desde los planes de estudios infantiles. De hecho, actualmente, hay señales que nos permiten ser optimistas ante el hecho de que esta forma de entender el mundo avanza considerablemente. La rentabilidad de las corporaciones más exitosas está relacionada cada vez más con la creatividad, el debate, el análisis crítico, la responsabilidad social y la diplomacia corporativa. Capacidades que se impulsan precisamente con una educación humanística que se asienta en la filosofía, en la literatura y en las artes.

El pensamiento crítico y la capacidad de imaginación se están convirtiendo, por tanto, en pilares cardinales de una nueva cultura empresarial. Así bien, parece que una formación educativa basada en la cultura clásica, aplicada a la realidad y al contexto contemporáneo, puede tener unas salidas laborales nada desdeñables en escenarios tan icónicos como los que nos llegan de Silicon Valley. Pero, lo que a mi juicio es todavía más importante, es que en la sociedad se instala un nuevo actor, un nuevo individuo libre de codicia, de espíritu honesto y fraternal que se aleja del terrible fanatismo, de las doctrinas ideológicas más sesgadas y de un apetito materialista que resulta una carga muy dañina para la evolución de nuestra sociedad.

Tenemos que evitar que nuestros jóvenes solo reciban estímulos superficiales, sin profundidad. Anunciarles los peligros que conlleva surfear por la sociedad sin sumergirse en ella, a golpe de clic, sin comprometerse con su presente y sin aprovisionarse de la historia reciente. Porque el futuro se consigue con el alimento del pasado. A mi entender, con las humanidades apuntalamos una serie de valores civiles que nos ayudan a desafiar, desde un punto de vista ético y una sensibilidad moral, problemas globales como la xenofobia, el racismo, la sostenibilidad medioambiental o la crisis económica. Por eso en el día escolar de la no violencia y la paz debemos volver la vista atrás y recordar a figuras fundamentales de nuestra historia reciente como Mahatma Gandhi, asesinado  hace sesenta y siete años, o Martin Luther King y otros humanistas que dejaron un mensaje pacifista en la sociedad que no debemos olvidar. Sin duda, educar a nuestros hijos mediante estos modelos culturales y sociales puede ser el principio para iniciar un camino sostenible fundado en el diálogo y el respeto mutuo.

Educación infantil al aire libre / Outdoor Education

En no pocas ocasiones he asistido a reuniones en las que al tratar asuntos relacionados con la educación infantil surge un tema recurrente: El de la añoranza de la infancia. En este contexto nostálgico, un buen número de padres solemos lamentarnos de que nuestros hijos se estén perdiendo vivencias por las que muchos de nosotros pasamos jugando al aire libre. Son momentos para recordar cómo la imaginación se nos despertaba hasta límites insospechados de la mano de recursos básicos que, incluso a veces, tomábamos prestados de la propia naturaleza. Éramos felices con poco, con un grupo de amigos próximos y leales, sin necesidad de mucho más. Y lo más curioso: aprendíamos jugando. Ampliábamos, sin ser conscientes, nuestras destrezas físicas y fortalecíamos principios de solidaridad y cooperación. Finalmente, todos los padres, concluíamos con una queja generalizada en la que asumíamos que actualmente los niños viven más incomunicados a pesar de la era de la conectividad digital.

Este tipo de narraciones nos llevaron, hace ya casi treinta años, a reflexionar sobre qué iniciativas se podían plantear en el ámbito educativo para que nuestros alumnos experimentasen un aprendizaje que recuperase ese espíritu de libertad, seguridad y creatividad con el que nosotros convivimos.

Conocedores de que el urbanismo le iba ganando terreno a la naturaleza, sentíamos que desde los centros docentes teníamos la obligación de adaptar un método educativo y realizar una serie de mejoras estructurales para que nuestros alumnos pequeños se contagiasen de aquella filosofía que tan buenos resultados propició.

Desde aquel momento hasta el día de hoy, en Caxton College, hemos implementado un modelo educativo infantil que destaca por potenciar actividades en espacios abiertos del colegio y complementarlas con las clases en aulas. De ese modo, promovemos una saludable relación con el medioambiente y los juegos didácticos como un factor de enorme importancia en el desarrollo intelectual y emocional de los alumnos que sigue muchos de los pasos del método Montessori.

A este respecto los pedagogos nos confirman que el juego es el principal camino que los niños tienen para conocer el mundo que les rodea y que a partir de la activación de áreas de aprendizaje creativo en el exterior los niños fomentan principalmente la investigación, la autonomía y la cooperación. Sobre este asunto el currículo británico para esta etapa (Early Years Foundation Stage) destaca la importancia que el juego tiene en la mejora del lenguaje y comunicación en general, en la revelación de emociones, en las relaciones sociales, en el desarrollo físico y en el fomento de su independencia, entre muchos otros aspectos.

Bajo este manto pedagógico los niños descubren las matemáticas en el patio, practicando con juegos de arena, agua, espuma y mucha imaginación. Así mismo trabajan ciencias naturales interactuando con su propio hábitat mediante materiales escolares que facilitan su aventura por el saber. La lectura, la escritura, las artes, el ejercicio físico, y tantas otras disciplinas, forman parte de ese itinerario en el que los profesores orientan a los alumnos en la cultura del esfuerzo, de la observación y del análisis crítico.

Por último, la ciencia también parece ponerse de nuestra parte al descubrirse que una bacteria que vive en el exterior (mycobacterium vaccae) estimula la generación de serotonina a las personas que están expuestas a ella. Las personas pueden adquirirla por las vías respiratorias simplemente respirando en un entorno natural. Según esta investigación, llevada a cabo por científicos del Sage Colleges en Troy, Nueva York, se aconseja a los colegios crear ambientes de aprendizaje que incluyan tiempo al aire libre y sea un elemento más de apoyo para la educación de los alumnos.

Outdoor Education

On more than a few occasions I have attended meetings during which, when dealing with matters related to early childhood education, a recurring theme arises: The longing for childhood. In this nostalgic context, a large number of parents usually lament that our children are missing out on experiences that many of us had while playing outdoors. We treasure the memory of those moments when our imagination soared to unsuspected heights, with only the most basic of resources, borrowed from Nature. We were happy with little, and our group of close, loyal friends was really all we needed. And here’s the most curious thing of all: we learned by playing. Without even thinking about it, we improved our physical abilities and strengthened the basic principles of solidarity and cooperation. Finally, all the parents conclude with a generalized complaint in which it is assumed that children nowadays communicate less in spite of the era of digital connectivity.
This kind of narrative led us, almost thirty years ago now, to reflect on what initiatives could be taken in the educational field so that our students could receive a learning experience that would recover that spirit of freedom, security and creativity which was a part of our lives.

Knowing that urbanism was gaining ground to Nature, we felt that from as a school we had the obligation to adapt an educational method and make a series of structural improvements, so that our young students could be caught up in the philosophy that had provided such good results.

From that time on, at Caxton College we have implemented a pre-school educational model that stands out for promoting activities in the outdoor spaces in the school, complemented by lessons in classrooms. In this way, we are encouraging a healthy relationship with the environment and the use of play in education as a factor of enormous importance in our students’ intellectual and emotional development, following many of the steps in the Montessori method.

In this respect, educators confirm that play is the main way that children get to know the world around them and that the activation of areas of creative learning outdoors can foster research, independence and cooperation in children. On this subject the British curriculum for Early Years/Foundation Stage emphasizes the importance that play has in improving language and communication in general, in expressing emotions, in social relations, in physical development and in promoting independence, among many other areas.

Under this pedagogical mantle, children discover mathematics in the playground, practising with games using sand, water, foam and lots of imagination. Similarly, they learn about Natural Sciences by interacting with their own habitat through school materials that feed their thirst for knowledge. Reading, writing, the arts, physical exercise, and many other disciplines, are part of this journey in which teachers guide students in an environment of effort, observation and critical analysis.

Lastly, Science also seems to be on our side, as it was discovered that a bacteria that exists outdoors (mycobacterium vaccae) stimulates the generation of serotonin in people who are exposed to it. People can absorb this microbe simply by breathing it in, in a natural environment. According to this research, conducted by scientists at Sage Colleges in Troy, New York, schools should be encouraged to create learning environments that include time outdoors and that this should be one more element to support their learning.

Los colegios británicos y los ríos de España

Por Amparo Gil

De los 2.796 centros educativos de la Comunidad Valenciana tan solo 17 son británicos. Este modesto porcentaje impide que la sociedad tenga un amplio conocimiento de lo que verdaderamente ocurre en nuestras aulas. Esta falta de información a veces genera tópicos que esconden una realidad educativa cargada de ventajas para los alumnos. Por esta razón, considero muy edificante compartir las virtudes más significativas del aprendizaje británico.

Cultura española y valenciana

En primer lugar me gustaría desterrar de la opinión pública la falsa creencia de que en estos colegios carecemos de una sólida formación en Lengua, Literatura, Geografía e Historia Española. Y es que existe la idea, equivocada, de que nuestros alumnos solo van a conocer los ríos y cordilleras inglesas, la vida de los Tudor o las obras de Shakespeare. Por el contrario, si revisamos nuestro programa académico observamos que las horas lectivas y los contenidos en Lengua y Literatura Española son similares a los centros educativos españoles tanto en Primaria como en Secundaria. Además, este currículum se enriquece con un programa anual de actividades complementarias que amplían la visión cultural del alumno. De este modo, comprobamos cómo los estudiantes de los colegios británicos tienen una formación completa en estas disciplinas.

Universidades Españolas

Otro dato objetivo, que viene a corroborar esta realidad educativa, es que el 80% de nuestros alumnos continúan sus estudios en universidades españolas. Sabiendo además que muchos de ellos, cuando culminan sus grados superiores, lo hacen con premios, menciones especiales o alcanzando primeros puestos en sus promociones. ¿Cómo se entiende esta solvencia universitaria sin un dominio de la lengua española?

Esta pregunta, que no precisa respuesta, nos ayuda a desarticular otra falsa idea de que, los alumnos en centros británicos están obligados, de manera natural, a salir de España para ir a la universidad. En ese sentido, el currículum británico lo que hace es ofrecer esa oportunidad a quien quiera escogerla, tanto en su etapa de formación superior como en su futura fase profesional.

Otras asignaturas en español, como Geografía e Historia, ciertamente cumplen un porcentaje menor de horas lectivas respecto al currículum español. Pero esa diferencia es cubierta por los profesores con un acertado trabajo de síntesis, muy concentrado en España, y con proyectos prácticos que conceden a las asignaturas un atractivo y un valor añadido indiscutible. Mediante este método integrador, dinámico y trasversal, que huye de la memorización de temarios, se consigue que los alumnos capten los aspectos esenciales de estas asignaturas para que reflexionen, investiguen y tengan una asimilación crítica sobre los mismos.

Habiendo expuesto objetivamente que las asignaturas y la cultura española (así como la la tradición valenciana) tienen un valor apreciable en los colegios británicos de nuestro territorio, debemos apuntar que, además, el alumno recoge un conocimiento cultural anglosajón que le confiere una mente abierta y globalizada. Asimismo, poco hay que añadir respecto a las bondades que ofrece una inmersión lingüística total a través de sus profesores nativos y con un 20% de alumnos internacionales como es el caso particular del colegio que dirijo.

Estabilidad Educativa

Si seguimos avanzando por esta modalidad pedagógica descubrimos un factor que, a mi modo de ver es fundamental a pesar de que no se suele poner demasiado en valor. Me estoy refiriendo a la estabilidad que esta línea de enseñanza brinda al alumno gracias al aval histórico que el gobierno británico ofrece a la Educación. De esta manera, los colegios británicos de cualquier parte del mundo toman vuelo gracias a la fiabilidad de un sistema legendario que, año tras año, permite a sus instituciones asomarse a las cotas más altas de los rankings educativos mundiales.

Habilidades profesionales

Por otra parte, es consabido que este sistema proporciona a nuestros alumnos una serie de habilidades y conocimientos que sintonizan extraordinariamente con las necesidades que demanda el mercado laboral. Hoy día cualquier oferta de empleo cualificado exige a sus candidatos una alta capacidad en materia de comunicación, destrezas para trabajar en equipo, creatividad, conocimientos informáticos e idiomas entre otras cualidades más específicas en función del puesto de trabajo. Esas capacidades generalistas están muy bien extendidas en nuestras aulas. De este modo, cabe señalar que absorben un pensamiento creativo que despliegan en todas las unidades didácticas en las que trabajan. Y es que la potenciación de la creatividad es uno de esos factores más diferenciales de este sistema, que lo recorre de parte a parte, y proporciona a los alumnos un suplemento que van a poner en juego con eficiencia en cualquier actividad en la que intervengan.

Del mismo modo, es reseñable el nivel tecnológico que adquieren desde pequeños, no sólo en el manejo de hardware (tablets, ordenadores, etc.) sino en la gestión del software (programación) mediante atrayentes programas didácticos infantiles. De otro lado, la cooperación y el trabajo en equipo se ejecuta a diario en todas las materias y en todos los ciclos con la participación del profesor quien se incorpora a estos procesos para dinamizar a los grupos. De igual manera, la retórica o la capacidad de hablar en público cobra su punto álgido en Secundaria cuando especialistas en estrategias de comunicación forman a los alumnos de una manera eficaz.

Elitismo académico

Otro de los estigmas con el que se etiqueta a estos colegios tiene que ver con el elitismo. Sobre este calificativo cabe señalar que verdaderamente, al menos desde mi propia experiencia de treinta años formando alumnos, perseguimos que nuestros chicos sean personas con notables habilidades y con atributos distintivos que les permitan alcanzar sus sueños profesionales. ¿Son elitistas universidades públicas como Oxford o Cambridge? Si el elitismo lo entendemos desde un punto de vista académico la respuesta debería ser afirmativa. Pero en absoluto ese elitismo tiene que asociarse a un distanciamiento con la sociedad. Los programas de solidaridad, las campañas de valores humanos, las acciones de voluntariado y demás actividades sociales son un activo indispensable en el sistema británico para formar a un alumno crítico y sensibilizado con la realidad local y global.

Este contacto con la realidad también tiene su correlación en el ámbito académico ya que este sistema persigue que la teoría aterrice con naturalidad en el terreno práctico para que los alumnos le vayan poniendo cara, sentimientos y emociones a la Historia, Literatura, Ciencias, etc. Viajes, prácticas en laboratorios científicos, charlas con profesionales externos que visitan las clases, etc. forman parte de ese interés por el pragmatismo educativo. Siguiendo este hilo conductor, en Caxton College se imparte “Career Skills” (orientación profesional), una asignatura inédita en otros centros que ayuda al alumno a descubrir su vocación académica y profesional. Al mismo tiempo, “Work Experience” (experiencia laboral) es una iniciativa muy específica del colegio que persigue que el alumno tenga una relación directa con la vida profesional para que pueda valorar de antemano si su elección cubrirá sus expectativas de futuro.

Precio

Qué duda cabe que la única desventaja de este sistema educativo es su precio, desafortunadamente inasequible para todos los públicos y menos aún en una etapa en la que el país todavía está despertando de una tremenda crisis. Sin embargo, sus mensualidades son equiparables a las de cualquier centro docente privado en Valencia donde acuden cuarenta y dos mil alumnos valencianos. Por último, como actor protagonista en el sector educativo desearía que esta enseñanza, que persigue la excelencia académica, sea valorada por los aspectos tan positivos que aporta a una sociedad global.

Educar en el siglo XXI / How to educate in the XXI Century

Por Cristina Pérez, Psicóloga de Secundaria de Caxton College.

“Cerca del 65% de los niños que se encuentran actualmente en edad escolar,  serán el día de mañana profesionales especializados en trabajos que aún no existen”.

Ante estos titulares en las noticias de hoy en día, los padres debemos prepararnos para saber educar a nuestros hijos en un futuro incierto.

¿Qué cualidades debemos fomentar en nuestros hijos para intentar asegurarles un porvenir lo más favorable posible?

Saber trabajar en equipo: esto implica desarrollar un valor tan esencial hoy en día como es la empatía. Debemos enseñarles no sólo a expresar sus propios sentimientos, sino también a descubrir y comprender los de los demás.
Para trabajar en equipo también necesitan ser tolerantes con la diversidad, independientes a la hora de trabajar y responsables,  de forma que aprendan que sus actos tienen consecuencias para ellos y para los demás.

Creatividad: para desarrollar esta cualidad necesitamos fomentar en nuestros hijos tanto su capacidad para ser flexibles ante los obstáculos, como su resiliencia, de forma que se conviertan en personas perseverantes, capaces de relativizar los problemas y buscar siempre soluciones.

Deben saber hablar en público: por tanto, debemos enseñarles a ser asertivos, expresando  sus sentimientos y opiniones de manera libre, clara y sencilla, entendiendo cuándo es el momento justo y  la persona indicada para hacerlo. Al mejorar su capacidad comunicativa, desarrollan también sus habilidades sociales, aumentando su nivel de autoestima y la imagen que tienen de ellos mismos.

Por último, deben ser curiosos y entusiastas: debemos enseñarles a ser proactivos, a tener ganas de aprender, aumentando su “espíritu investigador” y a emocionarse con sus ideas. Esto hará que con el tiempo sean personas felices y optimistas.

Como padres, lo más importante es ser conscientes de que todas estas cualidades y valores los aprenden de nosotros, por tanto, podemos ayudarles a desarrollarlos siendo  modelos de nuestros hijos.

Un padre le dice a su hijo: “Ten cuidado por donde caminas”. El hijo le contesta: “Ten cuidado tú,  yo sigo tus pasos”.

How to educate in the XXI Century

By Cristina Pérez, Secondary School Psychologist at Caxton College

“About 65% of all children who are currently of school-going age will become the specialists of tomorrow, in jobs that do not yet exist”.

When faced with current headlines like this, we as parents must take stock of the fact that we need to know how to educate our children for an uncertain future. 

What qualities should we be passing on to our children in order to give them the best possible future? Learning how to work in a team: This means developing an essential quality for today, called empathy: We must teach them not only to express their own feelings, but also to be aware of and understand the feelings of others.

To work as part of a team, they will need to be Tolerant when faced with diversity, independent and responsible workers, who have learnt that their acts have consequences both for them and for others.

Creativity: To develop this quality, we need to develop our childrens’ ability to be flexible when they encounter obstacles, but also their endurance, so that they can become people who persevere, are able to play down problems, and always find solutions.

They should know how yo speak in public: To this end, we should teach them to be assertive, expressing their feelings and emotions freely, clearly and simply, understanding when it is the right moment to speak, and who is the right person to do so. As they improve their communicative abilities, they will also develop their social skills, increasing their level of self-confidence, and their own self-image.

Lastly, they need to be curious and enthusiastic: We must teach them to be proactive, to be willing to learn, to stimulate their “investigative side” and to be passionate about their ideas. This will, in time, make them happy, optimistic adults.

As parents, the most important thing to be aware of is that all of these values and characteristics will be learnt from us, and thus, we can best help them to develop them by being models for our children.

A father says to his child: “Be careful where you walk”.  The child replies, “You be careful, because I’m following in your footsteps”.

 

Cómo ayudar a nuestros hijos a superar los nervios de un examen / How to help our children to deal with exam nerves

Cristina Pérez, Psicóloga de Secundaria de Caxton College nos revela unos prácticos consejos en este vídeo sobre Cómo ayudar a nuestros hijos a superar los nervios ante la llegada de un examen.
Cristina Pérez, the Caxton College Secondary Psychologist, gives some practical advice in this video on how to help our children to overcome their exam nerves. 

“Aire” por Emma R., alumna de Year 12

Relato ganador en la modalidad de relato corto, de la XIII Edición del Concurso Excelencia Literaria – Un proyecto de Miguel Aranguren.

Aquella escena se le quedó grabada para el resto de su vida: la del viejo autobús escolar en el que se precipitó al lago. No tuvo tiempo de reaccionar; enseguida sintió el agua helada colándose por su ropa. Manoteó desesperada por salir a la superficie, pero el vehículo se hundía. Al fin logró salir por una ventana, pero la falda le hizo una mala jugada al enredarse con el retrovisor. Luchó, pero seguía bajando hacia las profundidades. Cuando logró zafarse de aquel hierro, se encontraba en el fondo.

Los pulmones le ardían y notaba la sangre palpitando detrás de sus orejas. Con terror observaba que a su alrededor todo era agua, fría y oscura. Necesitaba respirar para poder seguir viviendo. .

Un par de burbujas se escaparon por su nariz. Sufrió una arcada. Y otra. Tenía que salir de allí. Comenzó a nadar hacia arriba, pero a medida que ascendía parecía que la débil luz de la superficie se alejaba. ¿Acaso iba a morir?… Decían que los cadáveres se descomponen con mayor lentitud dentro del agua. ¿Vendría alguien a buscar su cuerpo?…

Aquellos pensamientos inundaban su cabeza como el agua su garganta. Era una sensación horrible. Ya no tenía fuerzas para mover sus brazos y se dejó llevar por una corriente subterránea, que la mecía como si de una delicada flor se tratara. Sus labios purpúreos por la falta de aire dejaron escapar un último conjunto de burbujas que se perdió en la distancia.

De repente, notó algo que se aferraba a sus brazos y tiraba de ella. Abrió los ojos y descubrió una cara familiar, emborronada por el agua. Era el chico que nunca hablaba en clase, ni levantaba la mano… ¿Cómo se llamaba?… En aquel momento su nombre no le venía a la cabeza. Súbitamente, él apretó sus labios contra los de ella y le insufló una generosa cantidad de oxígeno, que revivió sus pulmones. Aire.

Le agarró de la mano y ascendieron. Ella nadaba al ritmo de él, ambos empujándose mutuamente para alcanzar la superficie. La luz solar que se filtraba por el agua le acarició la piel y la invitaba a ascender un poco más.

Nada más emergió su cabeza, sintió que había esperanza. Pero aquella sensación duró poco; comenzó a toser y toser, tratando de sacar el agua de sus pulmones. Aunque él también sufría arcadas, entrelazó su brazo con el suyo y comenzó a nadar con ímpetu hacia tierra firme. Por suerte, el agua no estaba muy revuelta y pudieron llegar, agotados pero vivos.

Se dejaron caer en la orilla mientras expulsaban el resto de agua que habían ingerido. Ella se tumbó boca arriba y miró el cielo, manchado por unas delgadas nubes y coronado por el sol. Podía escuchar a sus compañeros, que chapoteaban, algunos de ellos gritando, otros llorando de puro terror. A pesar de su angustia, se alegraba de que estuvieran a salvo.

Observó a su salvador, que arrodillado se apretaba el estómago. Se acercó a él y le abrazó, apoyando la cabeza en su hombro.

Amparo Gil, our school principal makes her book of the month reccommendation/ Nuestra directora, Amparo Gil, nos hace la recomendación lectora del mes

By Amparo Gil, Caxton College School Principal

Amparo Gil Caxton College

You Are Not Like Other Mothers – Angelika Schrobsdorff

“You Are Not Like Other Mothers” is the story of Else Krischner, a free spirited mother of three sons. The novel spans the first half of the 20th century, from World War I through the Jewish Else’s exile in Bulgaria during World War II.

This novel relates a different perspective of Hitler’s rise to power and the effects on Germany and the German people.  It explores the culture and history of the country before the second world war and the devastating breakdown of the lives of the people  It also looks at how a Else freed herself from the strict rules and traditions imposed on her by her family.

https://www.amazon.co.uk/d/cka/You-Are-Like-Other-Mothers-Angelika-Schrobsdorff/1609450752

The book is suitable for students at key stages 4 and 5.

Por Amparo Gil, directora de Caxton College.

Tú no eres como otras madres – Angelika Schrobsdorff


“Tú no eres como otras Madres” es la historia de Else Krischner, una madre de tres hijos y de espíritu libre. La novela abarca la primera mitad del siglo XX, desde la Primera Guerra Mundial hasta el exilio de los judíos en Bulgaria durante la Segunda Guerra Mundial.

Esta novela relata desde una perspectiva diferente el ascenso de Hitler al poder y los efectos sobre Alemania y el pueblo alemán. Explora la cultura y la historia del país antes de la segunda guerra mundial y la destrucción devastadora que supuso en las vidas de la gente. También expone cómo Else se liberó de las estrictas reglas y tradiciones que le imponían su familia.

El libro es apto para alumnos de Key Stage 4 y 5.

Sports Day: mucho más que actividad física / Sports Day: Much more than just physical exercise

Por Víctor Ramón, Coordinador del departamento de E.F. de Primaria en Caxton College

sports-day-caxton-college-3

Todos los padres somos conscientes de la gran ilusión con que nuestros hijos viven los días previos al “Sports Day” ya que para ellos es uno de los acontecimientos más importantes del curso escolar.

Se afanan en explicarnos las reglas de los distintos juegos a los que tienen que jugar, quiénes son los demás niños y niñas de su equipo. En el caso de que hayan sido nombrado “Capitanes”, ésta gran ilusión se ve aumentada y se mezcla con otro tipo de sentimientos como pueden ser los derivados de la asunción de la responsabilidad, la incertidumbre de saber cómo responderá el equipo a sus indicaciones, el interés de no olvidar ese día los papeles que les hemos entregado para poder desempeñar su tarea, que contienen el “complicadísimo” horario donde se indica dónde deben ir en cada momento y el listado con los nombres de los componentes de su equipo.

Es por ello por lo que es lógico que, en muchas ocasiones, los padres deseen asistir al famoso “Sports Day” ya que sus hijos e hijas les han transmitido todas esas emociones en casa.

Dado que ésto no es posible debido a que es una actividad organizada exclusivamente para los alumnos dentro del horario escolar, al menos, me gustaría, a través de estas líneas, hacerles llegar de una forma más detallada cómo transcurre esta jornada tan especial para ellos y cuáles son sus objetivos.

Ese día, todos los alumnos de los cursos participantes acuden al colegio con la camiseta del color de la casa a la que pertenecen ya que es una competición por casas. Todos los niños participarán en nueve juegos diferentes en los que se desarrollan distintas habilidades: carrera lanzamientos de velocidad y de precisión, conducciones, pase, bote, utilización del espacio y por supuesto, en un marco de competencia sana…

sports-day-caxton-college-1

Uno de los aspectos más importantes de la actividad es que todos los equipos son mixtos y están formados por el mismo número de niños y de niñas pertenecientes a dos cursos diferentes. Esto significa que los equipos son muy heterogéneos, sus componentes tienen distinto nivel de habilidad y de experiencia, no sólo debido a que unos son un año mayores que los otros sino porque los del curso superior, también conocen los juegos mejor ya que, es el segundo año que participan en él, realizando los mismos juegos.

Las normas de las actividades en las que participan favorecen el que participen todos por igual y no sólo los más habilidosos. Todos los miembros del equipo van siempre juntos y se animan unos a otros.

De esta forma, los propios participantes descubren que la forma de obtener el mejor resultado como equipo no es recriminar a los jugadores más pequeños del propio equipo cuando éstos cometen errores sino ayudarles dándoles consejos y enseñándoles cual es la mejor forma de jugar para que tengan más confianza y puedan jugar mejor.

sports-day-caxton-college-2

Otro aspecto muy positivo del “Sports Day” es que son los capitanes (un niño y una niña de cada equipo) los que, gracias a la documentación que se les ha entregado y explicado en los días previos, los que se encargan de informar al resto del equipo acerca de dónde deben dirigirse en cada momento para jugar a los distintos juegos. Al finalizar un juego, los capitanes consultan su horario para saber a qué instalación deben dirigirse, allí se encontrarán al árbitro, que es un profesor de aula, y al equipo rival.

En una reunión previa se les explica a los capitanes su función y entienden perfectamente su importancia. La designación de los capitanes también es un aspecto muy importante ya que no se hace de forma aleatoria sino que somos los profesores de PE los que los elegimos, siendo conscientes de que esta responsabilidad puede resultar especialmente beneficiosa a ciertos alumnos y alumnas por distintos motivos.

El éxito de la actividad depende de la labor de los capitanes. Es una tarea que, en principio parece difícil que niños y niñas de estas edades puedan llevar a cabo con éxito, pero siempre la desempeñan a la perfección y es que, en realidad, si están motivados, son capaces de llevar a cabo tareas sorprendentes.

img_0099-copia

Año tras año nos encontramos muchas veces con la situación en la que un capitán no se cree capaz de poder llevarla a cabo por lo que, en principio, prefiere no asumir la responsabilidad. Sin embargo, haciéndole entender bien su función como capitán, con el apoyo de sus padres con los que también contactamos previamente, y sabiendo que el mismo día del “Sports Day” podrá contar con la ayuda del otro capitán y de los profesores, no solo consigue desempeñar perfectamente su labor sino que además se lo pasa genial, con lo que su autoestima aumenta enormemente además de su motivación hacia la actividad física. También es importante el hecho de que a los niños les motiva mucho el que su tutor o tutora les vea y les anime, realizando tareas distintas a las que realizan en el aula.

En definitiva, el “Sports Day”, constituye un acontecimiento con un altísimo valor no solo a nivel físico-deportivo sino también pedagógico, en el que se promueve la transmisión de valores y que contribuye claramente a la consecución de los objetivos generales que en primaria nos proponemos: ayudar a que nuestros alumnos se desarrollen sanos, responsables y felices.

Sports Day: Much more than just physical exercise

By Víctor Ramón, Head of Primary P.E. Department at Caxton College

All of us as parents know how excited our children can get in run up to their school “Sports Day”, which for them is one of the most important events of the year.

They try their best to explain the rules of the games they will be playing to us, who the other boys and girls are in their team, and so on.

If it should happen that they have been named “Captains”, their excitement is even greater, mixed with other feelings such as the weight of responsibility, the uncertainty of not knowing how the team will respond to their instructions, the importance of not forgetting  the papers that we have given them to perform their task on the big day, which contain the “really complicated” schedule which tells them where they should be at any time, and the list with the names of the members of their team.

For these reasons and more it´s logical that parents often want to attend the famous “Sports Day”, having seen how their children are so excited about it. 

As this would be impossible because this activity is organized exclusively for students within school hours, I would at least like to try to explain in more detail what exactly happens on this day that makes it so special for the children, and what the aims of the event are.

On the day, all the students from the year groups taking part come to school wearing a t-shirt in the colour of their House, as the competition is between Houses.  All the children take part in nine different games, to develop different skills: racing, sprinting, quick launches, throwing accurately, passing, kicking, or use of space and of course, all within a framework of healthy competition. 

One of the most important aspects of the activity is that all teams are mixed and made up of the same number of boys and girls from two different year groups.  This means that the teams are very equal and their members have different levels of skill and experience, not just because some of them are a year older than the rest but also because those in the older year group already know the games better as it will be the second year that they participate in the event, playing the same games.

The rules for the activities in which they take part are designed to ensure that all of them play an equal part in the games, not just the most skilled.  All the members of the team stay together all the time, and encourage each other.

In this way, the participants themselves discover that the way to obtain the best result as a team is not to recriminate the younger players of the team when they make mistakes, but to help them by giving advice and teaching them the best way to play, to give them more confidence and be able to play better.

Another very positive aspect of “Sports Day” is that it is the captains (a boy and a girl from each team) who, using the documents that they were given and had explained to them on the days beforehand, are in charge of informing the rest of the team about where they should be at each moment of the day in order to play the different games.  At the end of a game, the captains have to consult their timetable in order to find out which part of the sports field they need to go to, and there they will find the referee (who is one of their teachers) and the opposing team.

At a meeting before the Day the role of the captains is explained to them so that they can understand how important it is.

The designation of the captains is also an important aspect as it is not done randomly but rather it is the PE teachers who choose them, aware that this responsibility can be especially beneficial to certain students for different reasons.

The success of an activity depends on the work of the captains. It is a task that at first seems difficult for children of these ages to carry out successfully, but one that they always perform perfectly and in fact, if they are properly motivated, they are capable of performing astonishing tasks.

Year after year, we often find ourselves in the situation where a captain does not think he is capable of carrying it out, so he prefers not to take on the responsibility.  However, making him understand his role as captain, with the support of his parents whom we also contacted previously, and knowing that on the “Sports Day” we can count on the help of the other captain and the teachers, not only ensures that he carries out his role perfectly but also has a great time, which increases his self-esteem enormously in addition to his motivation for physical activity.

Another very important factor is that the children are really motivated if their teacher sees and encourages them, in a different role to their usual one in the classroom.

To sum up, “Sports Day” is an event of inestimable value for the children, not only because of the physical and sporting aspect, but also the pedagogical.  It encourages the promotion of core values and clearly contributes to the general objectives that we in Primary strive to reach: to help our students to develop into healthy, responsible and happy people.

 

 

Page 1 of 11

Caxton College British School