School Blog

Queremos compartir contigo muchas de las reflexiones, consejos y emociones que a diario nos asaltan en este formidable trabajo que supone dirigir un centro docente que desea alcanzar la excelencia educativa. / We'd like to share with you some of the thoughts, advice and emotions that occur to us as we work every day to achieve academic excellence at our school.

Category: Caxton College (Page 1 of 11)

Elige tu “Summer Reading Corner” / Choosing your “Summer Reading Corner”

Alumno de Caxton College disfrutando de un momento de lectura en los reading corner del colegio

La lectura es una de las mejores herramientas para acercarse a una lengua ya que a través de ella ampliamos nuestro vocabulario y nos acercamos a la cotidianeidad del idioma y la cultura que lo envuelve.

Para que este verano podáis disfrutar de momentos relajantes, mientras avanzáis en el aprendizaje del inglés, os recomendamos que os organicéis un sencillo “Reading Corner” (un rinconcito para la lectura), donde os sintáis a gusto y nadie os moleste durante ese tiempo de bienestar.
En el ámbito educativo se ha demostrado pedagógicamente que las personas que disfrutan de lugares confortables para el estudio y la lectura obtienen mejores resultados académicos. Por ello, la creación de zonas emocionales, en las que nos sintamos cómodos, son muy recomendables ya que nos ponen en buena predisposición para la práctica placentera de la lectura.

Y es que la lectura en un segundo idioma nos ayuda a afianzar las destrezas adquiridas durante el curso y nos mantiene conectados con el conocimiento de manera divertida ya que seguimos aprendiendo sin darnos cuenta. Porque, como decía el excepcional poeta nicaragüense Rubén Darío, “el libro es fuerza, es valor, es poder, es alimento; antorcha del pensamiento y manantial del amor”.

Desde Caxton College te recomendamos varias lecturas veraniegas que te ayudarán a crecer en el aprendizaje de la lengua británica y a sentirte feliz en tu “Summer Reading Corner” que, si todavía no lo tienes, deberías diseñártelo cuanto antes.

Edades tempranas (3-6 años)
The Very Hungry Caterpillar de Eric Carle
The Smartest Giant in Town de Julia Donaldson
The Gruffalo de Julia Donaldson

Infantil (6-12)
Alexander and the Terrible, Horrible, No Good, Very Bad Day de Judith Viost
What to Do When You Worry Too Much: A Kid’s Guide to Overcoming Anxiety de Dawn Huebner
Brown Girl Dreaming de Jacqueline Woodson
Katie in London de James Mayhew
Charlotte’s Web de E.B. White
Finding Audrey de Sophie Kinsella
The Borrowers de Mary Norton
Matilda de Roald Dahl
Awful Auntie de David Walliams

Adolescentes (12-18)
I’ll Give You the Sun, de Jandy Nelson
The Hunger Games de Suzanne Collins
Harry Potter and the Sorcerer’s Stone de J.K. Rowling
The Hobbit de J.R.R. Tolkien

Adultos (+ de 18)
A Dangerous Sky de Michael Austen
A Love for Life de Penny Hancock
Deadly Harvest de Geoff Bond

Si precisas información más detallada sobre éste u otros temas relacionados con el estudio del inglés, estaremos encantados de ayudarte. Puedes encontrarnos en nuestra webwww.caxtoncollege.com o llamándonos al teléfono 961 424 500
¡Feliz Verano!

Choosing your “Summer Reading Corner”

Reading is one of the best ways of approaching a new language, not only because it expands our vocabulary, but also because it allows us to explore up close the everyday language people use, and the culture surrounding it.

This summer, if you’d like to enjoy some time relaxing with a good book, whilst also improving your English, what could be better than organising a simple “Reading Corner”, or quiet space just for reading, where you feel comfortable and where no-one will bother you during those well-spent moments.

In the field of education, it has been pedagogically demonstrated that people who have a comfortable place in which to study and read obtain better academic results. Therefore, creating an emotional area, in which we feel comfortable, is highly recommended as it already gets us ready and looking forward to enjoying a good read.

Added to this is the fact that reading in a second language helps us to strengthen the skills acquired during the course and links us to the previously taught knowledge in a fun way, so we continue to learn without even realising it. Because, as the noted Nicaraguan poet Rubén Darío said, “a book is strength, it is courage, it is power, it is food; it is the torch that illuminates thought and the wellspring of love”.

Here at Caxton College, we would like to recommend several summer books that will help you to improve your skills in English while enjoying the time spent in your “Summer Reading Corner”, which by the way, you should get started on as soon as possible, if you haven’t already done so!

Early Years (3-6 years)
The Very Hungry Caterpillar by Eric Carle
The Smartest Giant in Town by Julia Donaldson
The Gruffalo by Julia Donaldson
 
Primary (6-12)
Alexander and the Terrible, Horrible, No Good, Very Bad Day by Judith Viost
What to Do When You Worry Too Much: A Kid’s Guide to Overcoming Anxiety by Dawn Huebner
Brown Girl Dreaming by Jacqueline Woodson
Katie in London by James Mayhew
Charlotte’s web by E.B. White
Finding Audrey by Sophie Kinsella
The Borrowers by Mary Norton 
Matilda by Roald Dahl
Awful Auntie by David Walliams
 
Teens (12-18)
I’ll Give You the Sun by Jandy Nelson
The Hunger Game by Suzanne Collins
Harry Potter and the Sorcerer’s Stone by J.K. Rowling
The Hobbit de J.R.R. Tolkien
 
Adults (18+)
A Dangerous Sky by Michael Austen
A Love for Life by Penny Hancock 
Deadly Harvest by Geoff Bond
 
If you need more detailed information on this or other topics related to learning English, we will be happy to help. You can contact us on our website www.caxtoncollege.com, or by calling us at 961 424 500.
Have a good Summer!

Por qué, dónde y cómo aprender inglés / Why, where and how to learn English

Caxton College te ofrece algunas recomendaciones que te pueden ayudar a la hora de tomar la mejor decisión para iniciar una nueva experiencia de aprendizaje de un segundo idioma.

Las razones van a variar en función de la edad del alumno, sin embargo, en todas ellas confluye la idea de que el conocimiento de la lengua británica cada día se hace más necesario debido a la influencia creciente de este idioma en el terreno de la ciencia, de la investigación académica, de la música, de la economía, de las relaciones empresariales e institucionales y del comercio internacional,  entre otros. Es cierto que el español es el segundo idioma más hablado en el mundo y cada día adquiere un mayor protagonismo, aun así, todavía está lejos de estandarizarse como lengua común en entornos cualificados profesionales de ámbito internacional.

Etapa infantil
Cuanto antes nos enfrentemos al aprendizaje de una segunda lengua, mejores serán los resultados de futuro. Los pedagogos llevan tiempo advirtiéndonos que el cerebro está mejor preparado para el aprendizaje en los primeros años de vida debido a su plasticidad. Y es que el cerebro nunca volverá a desarrollarse tan rápido como en ese período en el cual se adquieren los mecanismos que le permitirán aprender en el futuro.

Por ello, parece que esta etapa es un momento idóneo para que los niños se enfrenten al inglés en un centro especializado donde el aprendizaje se enfoque como un juego, ya que éste es el principal camino que tienen para conocer el mundo que les rodea. Y es que la creatividad, adherida a los momentos lúdicos, ayuda a mejorar el lenguaje y la comunicación en general.

Adolescentes
En esta etapa de desarrollo hacia la madurez, las actividades en las aulas deben ser eficazmente persuasivas, ya que en esta etapa los alumnos suelen estar más dispersos. Por eso, es necesario atrapar su atención con recursos didácticos que apelen a sus gustos culturales y de ocio (libros, música, redes, vídeojuegos) para que se identifiquen con ellos y sientan mayor atracción por las clases. En este sentido, es muy importante que el centro cuente con recursos adecuados, así como con espacios educativos bien definidos, para que los alumnos tengan la oportunidad de expresarse y aprender a través de estimulantes propuestas educativas que conecten con sus emociones.

Adultos
A pesar de que es muy aconsejable empezar a estudiar inglés desde pequeños, esto no es excusa para que a cualquier edad no nos enfrentemos a este nuevo reto. Y es que los adultos también cuentan con ciertas ventajas para conquistar este segundo idioma. Su experiencia educativa previa y el conocimiento gramatical de su propio idioma ayudan a que su evolución pueda ser admirable en muchos casos. Porque, como decíamos al principio de este artículo, el desconocimiento del inglés impone muchas limitaciones profesionales e implica un aislamiento respecto al mundo globalizado, de manera que se pierden muchas oportunidades de negocio y desarrollo laboral.

La falta de tiempo tampoco debería suponer un impedimento para adentrarnos en la lengua de Shakespeare. Los sábados pueden ser un buen momento para enfrentarnos a este nuevo reto en clases dinámicas donde  prime la conversación, el debate sobre temas de actualidad y la puesta en escena de roles profesionales.

Dónde y Cómo
Es importante dedicar un tiempo prudencial a la búsqueda del centro académico más adecuado para aprender inglés. Algunos de los factores que debemos tener en cuenta para seleccionarlo podrían ser, entre los más destacados, los años de experiencia del centro, su especialización en el inglés, el tipo de aulas digitalizadas, de recursos didácticos innovadores y de áreas al aire libre para el aprendizaje lúdico en los más pequeños, un profesorado nativo cualificado o la fidelización del alumnado.

Del mismo modo, el método de estudio debe ser otro de los elementos para tener en cuenta la elección del centro. Cómo enseñar inglés puede variar mucho entre un lugar y otro. Es recomendable que su enseñanza esté dirigida a mejorar el rendimiento del alumno a diario, pensando el idioma como un concepto cultural amplio y no sólo gramatical. Por ello, metodologías que envuelven la enseñanza de la legua con música, literatura, arte, y todo aquello que tiene que ver con la vida cotidiana y el “rumor” del lenguaje, son las que ayudarán al alumno, de cualquier edad, con mayor intensidad.

Profesorado
La idea de que quien habla bien inglés está capacitado para dar clases de esta materia, afortunadamente, se está extinguiendo. Del mismo modo que por muy bien que sepamos conducir un coche nunca enseñaremos a conducir a nuestros hijos, sino que lo dejaremos en manos de los profesionales de la autoescuela, con el inglés debemos actuar de la misma forma. De este modo, los profesores de un centro educativo dedicado a la enseñanza del inglés deben ser nativos, o como mínimo, tener una experiencia profesional en países de habla inglesa, además de estudios cualificados que garanticen la solvencia de su conocimiento. A su vez, todos deben demostrar que cumplen con capacidades para la enseñanza reglada en grupo.

Si tienes interés en que alguien de tu entorno empiece a familiarizarse con el inglés, el colegio británico Caxton College ofrece todos los sábados por la mañana cursos de inglés para todas las edades y todos los niveles: https://caxtoncollege.com/ingles-los-sabados/ingles-los-sabados/

Why, where and how to learn English

Caxton College can offer you a few helpful  recommendations when it comes to deciding on where and how to embark on the exciting experience of learning a second language.

The reasons for learning a second language will vary depending on the student’s age and many other factors, but all of them will revolve around the same idea: that learning English is becoming ever more necessary in today’s world, thanks to the growing influence of the language in the fields of science, academic research, music, economics, business and institutional relations and international commerce, among others. While it is true that Spanish is the second most widely spoken language in the world, and that it is gaining more importance with every passing day, even so, it is still a far cry from becoming the standard, common language in a professional or academic international setting.

During childhood
The earlier we start learning a second language, the better the results will be later on. Educators have been telling us for years that the brain is best prepared for learning during the first years of a child’s life, due to its malleability. The truth is that the brain will never again develop as rapidly as it does during these early years, the period in which the mechanisms that allow the child to learn in the future are acquired.

For this reason, it is obvious that this is the ideal moment for children to be introduced to English for the first time in a specialised centre, where learning is presented as a game, the main way children find out about the world around them. Also, the creativity gained during these hours of play can later help them to improve their language skills and with their communication in general.

Teenagers
At this stage of a child’s development towards maturity, classroom activities must be effectively persuasive, as this is the age when students are most likely to be lacking in concentration. For this reason, it is necessary to capture their attention with teaching resources that appeal to their cultural and leisure preferences (books, music, websites, video games, and so on), so that they can identify with the material and want to take part in the classes. In this sense, it is very important that the school or college has enough of the right resources, as well as clearly defined educational spaces, so that the students have the opportunity to express themselves and learn through stimulating educational methods that connect with their interests and feelings.

Adults
Although it is best to learn a second language as a child, this is still no excuse for not taking on the challenge when we are older! Learning a new language from the perspective of an adult can have its advantages too. Our education, combined with what we know of the grammar of our own first language, can help us to acquire a second one with amazing speed at times. Because, as we said at the beginning of this article, an inability to speak English can imply professional limitations and even a certain isolation with respect to the globalised world, so much so that it can lead to missing out on valuable business opportunities or professional advancement.

Neither is a lack of time an obstacle when it comes to exploring the language of the Bard. Saturdays can be an excellent time to tackle this challenge, in dynamic classes where conversation plays a key role, and where we can debate current affairs and our roles as professionals with our peers.
 
Where and how?
It is essential to dedicate some time before we start, to researching the most suitable academic centre in which to learn English. Among the many factors to take into account when choosing, one of the most important should be the academy’s years of experience, its specialisation in English, what type of digital classrooms it has, the innovative educational resources provided, any outdoor areas where children can learn, its qualified native teachers or student loyalty.

In addition, the method used has to be another of the key elements to bear in mind when picking a place to study, as the teaching of English can vary greatly from one centre to another. It is recommended that the teaching of English should aim to improve the student’s daily performance, considering the language as a wide, cultural concept, and not just a question of grammar. For this reason, methodologies that present the teaching of the language through music, literature, art and everything related to daily life and the use of language in everyday situations will help any student, of any age, to learn with greater intensity.

Teachers
The old idea that anyone who speaks English is qualified to give classes on the subject is, fortunately, disappearing. By the same rule of thumb that says that even if we know how to drive, we should never teach our children ourselves, but rather leave it to the driving school professionals, with a new language we should do the same. Therefore, the teachers in an educational centre dedicated to the teaching of English should be native, or at the very least, have professional experience of teaching in English-speaking countries; they should also be appropriately qualified so as to guarantee their knowledge of the subject. At the same time, they should be able to show that they can meet with the demands of teaching a group of students.

If you are interested in encouraging one of your friends or family to learn English, the British school Caxton College offers courses in English for all ages and levels on Saturday mornings. Find out more here: 
https://caxtoncollege.com/ingles-los-sabados/ingles-los-sabados/

La recompensa de los campus de verano / The many benefits of Summer Camps

Salud, relaciones sociales, deporte, naturaleza, hobbies e idiomas, todo un cóctail de actividades lúdicas para que los jóvenes de cualquier edad se refresquen tras el curso académico.

¿Por qué es aconsejable que los más pequeños de la casa acudan a un campus de verano al finalizar su curso académico? Hay muchas razones, pero entre ellas, una de las principales es que les ayuda a conocer nuevos lugares, nuevas amistades y a emprender nuevas actividades que les ayudan a salir de su zona de confort. Así mismo, este tipo de experiencias en periodo vacacional son recomendables porque con ellas se evita la rutina doméstica y las largas jornadas donde la tecnología, en la mayoría de las ocasiones, termina siendo la protagonista y un hábito común poco saludable para los jóvenes.

Aprendizaje 
Los profesores, monitores o entrenadores de un campus de verano, sea cual sea la su especialidad, deben sentirse con la obligación de garantizar que sus alumnos aprendan y asimilen nuevos conocimientos sin que sean conscientes. Para ello tienen que apostar por un aprendizaje lúdico y creativo a través del juego ya que éste es el mejor vehículo para que el alumno participe activamente y se sienta motivado. De este modo, asimila conceptos de manera sencilla y sin demasiado esfuerzo, ya que este tipo de aprendizaje fomenta principalmente la investigación, la autonomía y la cooperación. Si, por ejemplo, el campus está centrado en el aprendizaje de idiomas, los profesores deben ser creativos y aplicar fórmulas educativas lúdicas ligadas a la música o a la lectura de cuentos, puesto que son herramientas alternativas muy útiles para atraer su atención y que memoricen nuevos conceptos de manera amable.

Naturaleza
Potenciar actividades en espacios abiertos y complementarlas con las clases en aulas es un modelo de campus muy interesante para los alumnos. Promover una relación saludable con el medioambiente a través de los juegos didácticos es un factor de enorme importancia en el desarrollo intelectual y emocional de los alumnos. Por tanto, con actividades que miran hacia el medio ambiente, en un entorno adaptado a sus necesidades, se consigue que los alumnos exploren nuevos territorios didácticos de manera atractiva y eficiente.

Espacios saludables
Además de contar con actividades abiertas al aire libre, es muy importante que a los alumnos se les invite a practicar hábitos saludables en cualquier momento del día. El desarrollo de actividades deportivas y de buenos hábitos nutricionales son fundamentales en el día a día, por lo que es favorable que el campus de verano cuente con un criterio firme en estas materias ya que ambos factores van a ser medulares para el crecimiento, la salud y el bienestar integral del alumno.

Entorno multicultural
Resulta muy interesante para los alumnos que el campus ofrezca un ambiente internacional donde jóvenes de diferentes países convivan e intercambien ideas durante su estancia. Este tipo de relaciones ayuda a romper estereotipos culturales y contribuye a que se sientan ciudadanos globales.

Entre los colegios e instituciones que desarrollan campus de verano, siguiendo muchas de las recomendaciones arriba expuestas, se sitúa el Caxton College:
https://caxtoncollege.com/campus-y-cursos-de-verano/cursos-de-vacaciones/

The many benefits of Summer Camps

Outdoor activities, making friends, doing sports, enjoying nature, learning hobbies and languages… a whole range of educational activities is available for young people of any age to refresh their minds and bodies when the academic year has finished.

Why is it so widely recommended for the youngest members of the family to attend a summer camp at the end of the academic year? There are many reasons, but some of the main ones are that a summer camp helps them to discover new places, make new friends and try out new activities that will take them out of their comfort zone. Also, this type of holiday experience is advisable because it prevents them being bored at home during the long, summer days, and stops technology from turning into the main protagonist, thus becoming an unhealthy habit for the vast majority of young people.
 
Learning
The teachers, instructors or coaches at a summer camp, whatever their specialty, should see it as their duty to ensure that their students learn and assimilate knowledge almost without realising it. To this end, they need to opt for playful, creative learning through the use of games, since these are the best way for students to actively take part and feel motivated. By using play, they can assimilate new concepts simply and effortlessly, since this type of learning above all promotes research, autonomy and cooperation. If, for example, the campus is focused on language learning, teachers should be creative and apply educational techniques linked to music or storytelling, as these are useful tools to attract a child’s attention and help him/her to memorise new concepts in a fun, pleasant way.
 
Nature
Developing activities in the open air and complementing them with lessons inside the classrooms is an excellent style of campus teaching for students. Promoting a healthy relationship with the environment through didactic games is a factor of enormous importance in the students’ intellectual and emotional development. Therefore, through activities focussed on the world around them, in a safe environment adapted to their needs, students can explore new didactic territories in an attractive, effective way.
 
A healthy environment
As well as including many open-air activities, it is very important for students to be encouraged to practise healthy habits throughout the day. The development of sporting activities and good nutritional habits are essential to their daily lives, so a good summer camp must have firm criteria in these areas, since both are going to be fundamental for the students’ growth, health and all-round well-being.
 
Multicultural environment
It is very beneficial for students to attend a campus that offers an international environment, where young people from different countries can meet and exchange ideas during their stay. This type of relationship helps to break down cultural stereotypes and makes the students feel like truly global citizens.

Among the schools and educational centres that offer summer camps, one that meets with all the recommendations and requirements outlined above is the Caxton College:
https://caxtoncollege.com/en/summer-course/summer-school/

Creative Writing Competiton 2018 / Competición de escritura creativa 2018

By Ms Kelly, Secondary English Teacher at Caxton College

We are delighted to announce the winners of the 2018 Caxton College Creative Writing Competition. The quality of the entries was particularly high this year, and we were impressed by the wealth of talent and imagination on display.

Alex B, runner up in the Key Stage 3 category, hooked us from the start with his gripping short story ‘The Invitation’ in which a feared highwayman meets a rather mysterious end. Madi A, runner up in the Key Stage 4 and 5 category, immersed us in the dystopian world of ‘The Cure’ and introduced a protagonist that we are convinced will return to complete her mission. Matthew W’s similarly bleak ‘The Reclamation’ earned joint runner up in this category showing an impressive command of imagery.

Maria A’s beautifully written and haunting ‘Hurricane’ earned the first prize for Key Stage 3 and Edu P’s reworking of the myth of Persephone, ‘Eremos’, won first place for Key Stages 4 and 5.

These writers are clearly destined for literary greatness!

Competición de escritura creativa 2018

Por Ms Kelly, Profesora del Departamento de Inglés de Secundaria en Caxton College

Estamos encantados de poder anunciar los ganadores del concurso de escritura creativa de Caxton College en su edición de 2018. La calidad de sus obras ha sido muy notable este año y estamos impresionados con la riqueza de talento e imaginación demostrada.

Alex B., segundo finalista en la categoría Key Stage 3, escribió un relato breve titulado “The Invitation”, que cuenta la historia de un temido bandolero con un final un tanto misterioso y que nos enganchó desde el principio. Madi A., segunda finalista en la categoría Key Stage 4 y 5, nos sumergió en el mundo distópico de “The Cure”, al que estamos seguros que regresará su protagonista para completar su misión. Matthew W., con su desoladora historia “The Reclamation”, mereció también ser segundo finalista en esta categoría gracias a su increíble capacidad de imaginación.

María A. ganó el primer premio en la categoría Key Stage 3 con su inquietante relato “Hurricane”, mientras que Edu P., con su recreación del mito de Perséfone “Eremos”, ganó el primer premio en la categoría Key Stage 4 y 5.

Estos escritores están claramente destinados a alcanzar la grandeza literaria.

Click to read the stories / Pincha para leer los relatos

The Reclamation (Mathew W.)

The invitation (Alex B.)

The Cure (Madi A.)

Hurricane (María A.)

Eremos (Eduardo P.)

Pupil book of the month/ Recomendación lectora mensual de nuestros alumnos

“The Perks of Being a Wallflower” – Stephen Chbosky

By Gonzalo E., Year 10 student at Caxton College

The story is told through the eyes of Charlie, a fifteen year old boy, who writes letters to an unknown person. During the school year, he meets new friends – Patrick and the beautiful Sam – and experiences many emotions. The story explores important issues such as sexuality, bullying, child abuse, friendship and drugs, and as you read you will discover the feelings of a boy with a dark past.

The author manages to develop sensitive issues like the sexual abuse of children in an impressive way. From the first moment, this book grabbed my attention, as much for its purity as for its ordinary yet incredible story. The most poignant thing about it is the ending. It will surprise all readers, and confirms that this book is not only a story about an emotionally unbalanced young man but also it is a guide for young people. It will teach you to love and appreciate yourself. This book is not only a masterpiece: it is the story I have been looking for since I started reading.

Link to the book on goodreads.

Recommended for key stage 4 and up.

“Las ventajas de ser un marginado” de Stephen Chbosky

Por Gonzalo E., alumno de Year 10A en Caxton College

La historia es narrada a través de los ojos de Charlie, un chico de quince años, que escribe cartas a una persona desconocida. Durante el curso escolar, él hace nuevos amigos–Patrick y la guapa Sam–y experimenta muchas emociones. La historia explora temas tan importantes como la sexualidad, el bullying, el abuso a menores, la amistad y la droga, y conforme leas la novela, descubrirás los sentimientos de un chico con un pasado oscuro.

El autor consigue desarrollar los temas delicados, como el abuso a menores, de una forma impresionante. Desde el primer momento, este libro captó mi atención, tanto por su pureza como por su historia tan corriente pero increíble. Lo más conmovedor es el final. Sorprenderá a todos los lectores, y confirma el hecho de que este libro no sólo trata de un chico con desequilibrio emocional, sino también sirve como una guía para personas jóvenes. Te enseñará a amar y valorar a ti mismo. Esta novela no es sólo una obra maestra: es la historia que he estado buscando desde que empecé a leer.

Enlace a la información sobre el libro en Goodreads.

Recomendado a partir de 14 años.

Métodos mágicos para aprender inglés

¿Existen fórmulas milagrosas que garanticen el aprendizaje del inglés de una manera rápida y eficaz? Especialistas dedicados al estudio de la lengua inglesa señalan que, ante cualquier oferta de estas características, además de fijarnos en el tiempo de aprendizaje, es preciso que valoremos su método de enseñanza y las destrezas del profesorado.

Esto es así porque la fórmula mágica, si existe, solo se consigue motivando a los alumnos con un modelo educativo dinámico e innovador. Hay que tener en cuenta que en este ámbito hay un alto número de abandono porque, en muchas ocasiones, los alumnos sienten que no avanzan, que se aburren o se frustran al enfrentarse a la realidad idiomática. Y es que, como apuntan los expertos, la comprensión de una segunda lengua va más allá del conocimiento lingüístico y de la memorización de palabras y estructuras gramaticales. Es preciso que haya un trasfondo cultural creativo, una interacción continuada y una comunicación cercana.

Por esta razón a la hora de elegir un centro de estudios de inglés, para iniciarnos o para mejorar nuestro conocimiento, es aconsejable tener en cuenta una serie de pautas que nos ayuden. En primer lugar, los expertos sugieren que haya un proceso de maduración previo a la compra del curso. De este modo, evitamos la opción cómoda de elegir el centro de estudios más próximo a nuestro trabajo o vivienda, sin haber valorado preliminarmente su idoneidad. A veces una elección impulsiva termina por romper las expectativas creadas y perder el interés que nos movió a matricularnos.

 Para que esa decisión sea acertada, antes de realizar la matrícula, es recomendable que nos informen sobre el sistema de estudios ya que es una de las claves para que, sobre todo los más pequeños, adquieran un nivel de compromiso con las clases y aprendan sin apenas darse cuenta.

“En nuestro caso”, señala Laura Coeli, coordinadora de los cursos de inglés de los sábados de Caxton College con más de 30 años de experiencia educativa, “hemos dejado de utilizar el libro de texto tradicional en los alumnos de 3 a 6 años y lo hemos sustituido por cuentos para enseñar explorando multitud de unidades didácticas. De este modo, el niño aprende jugando sin ser consciente puesto que se divierte con la experiencia pedagógica”.

Además, Coeli explica que este método está basado en el sistema educativo británico donde a diario se trabaja mediante “proyectos educativos creativos”. En estas edades es importante que aprendan a través del juego y que “los profesores les inspiren confianza en el aprendizaje que, en ocasiones, puede ser al aire libre y con flexibilidad para que este estudio complementario no sea rígido ni el alumno lo sienta como una carga adicional a su rutina diaria”, aclara Coeli haciendo alusión a la práctica que imparte cada sábado para alumnos de todas las edades.

Esta misma idea se aplica a los alumnos de edades entre 6 y 12 años, aunque en este período se debe afianzar más su participación, hacerles ver que forman parte de una comunidad educativa donde pueden compartir ideas con profesores, realizar intercambios con otras clases, formar parte de competiciones, preparar exposiciones públicas, interpretar canciones, proponer lecturas que apelen a su identidad, es decir, “dotarles de recursos didácticos que llamen su atención para que a través de sus gustos personales se les seduzca y aprendan con facilidad”, enfatiza esta especialista de Caxton College.

Debido a que la frecuencia de este tipo de clases es limitada, una o dos horas a la semana habitualmente, es necesario maximizar el tiempo y que el profesor nativo o bilingüe, con su debida experiencia, sea un actor proactivo. En ese sentido, “sobre todo con las clases de adultos, es importante conectar con su realidad social y profesional, sus hobbies, sus lecturas, para así potenciar su producción oral y comunicativa. El libro en todos los casos, no debe ser más que un eje temático”, asegura Coeli.

Así, debemos asumir que no sirve cualquier planteamiento para estudiar inglés con eficacia. Como todo en la vida, “la profesionalización, la innovación pedagógica y la experiencia educativa van a ser factores fundamentales que hagan del aprendizaje un camino de éxito”, concluye Coeli desde este colegio británico que abre sus puertas los sábados por la mañana para compartir con la sociedad su visión académica y larga trayectoria británica.

La Revolución de las Humanidades

Por Amparo Gil

“Con la educación humanística apuntalamos valores civiles que nos ayudan a desafiar problemas globales como la xenofobia, el racismo, la sostenibilidad medioambiental o la crisis económica”

En las últimas dos décadas la sociedad ha vivido un proceso de alfabetización digital que ha afectado directamente a las metodologías de enseñanza de nuestro sistema educativo. Las nuevas tecnologías han tomado un protagonismo, por otra parte justificado, que en alguna medida han relegado a un segundo plano la esencia de la formación humana vinculada a las humanidades. Además, una ardiente fiebre capitalista azuzada por un sistema financiero de mercado, que ha perseguido con denuedo la rentabilidad económica en la mayor brevedad de tiempo, ha cuestionado la eficacia de una educación humanística.

La crisis mundial que iniciamos en 2008 hizo saltar todas las alarmas ya que puso al descubierto un perfil profesional alejado de los principios básicos que una sociedad basada en el bien común requiere. Quizá, tal como afirma Martha Nussbaum en su imprescindible libro El cultivo de la humanidad, una educación que tenga sus raíces en la riqueza cultural, crítica, emocional y creativa no ofrezca resultados inmediatos mercantiles, pero sirve para constituir personas sólidas que fragüen una sociedad global democrática basada en el respeto, la integración social y la igualdad de derechos. De este modo, desde los centros docentes y desde los entornos familiares debemos ser conscientes de que la verdadera revolución del siglo XXI no será completa si la ciencia y la tecnología no se apoyan en el conocimiento de las humanidades. <br>

La ciencia encadenada a la ética o la computación informática sujeta a la creatividad artística ofrecen un futuro interdisciplinar entre ciencias y humanidades que debemos fomentar desde los planes de estudios infantiles. De hecho, actualmente, hay señales que nos permiten ser optimistas ante el hecho de que esta forma de entender el mundo avanza considerablemente. La rentabilidad de las corporaciones más exitosas está relacionada cada vez más con la creatividad, el debate, el análisis crítico, la responsabilidad social y la diplomacia corporativa. Capacidades que se impulsan precisamente con una educación humanística que se asienta en la filosofía, en la literatura y en las artes.

El pensamiento crítico y la capacidad de imaginación se están convirtiendo, por tanto, en pilares cardinales de una nueva cultura empresarial. Así bien, parece que una formación educativa basada en la cultura clásica, aplicada a la realidad y al contexto contemporáneo, puede tener unas salidas laborales nada desdeñables en escenarios tan icónicos como los que nos llegan de Silicon Valley. Pero, lo que a mi juicio es todavía más importante, es que en la sociedad se instala un nuevo actor, un nuevo individuo libre de codicia, de espíritu honesto y fraternal que se aleja del terrible fanatismo, de las doctrinas ideológicas más sesgadas y de un apetito materialista que resulta una carga muy dañina para la evolución de nuestra sociedad.

Tenemos que evitar que nuestros jóvenes solo reciban estímulos superficiales, sin profundidad. Anunciarles los peligros que conlleva surfear por la sociedad sin sumergirse en ella, a golpe de clic, sin comprometerse con su presente y sin aprovisionarse de la historia reciente. Porque el futuro se consigue con el alimento del pasado. A mi entender, con las humanidades apuntalamos una serie de valores civiles que nos ayudan a desafiar, desde un punto de vista ético y una sensibilidad moral, problemas globales como la xenofobia, el racismo, la sostenibilidad medioambiental o la crisis económica. Por eso en el día escolar de la no violencia y la paz debemos volver la vista atrás y recordar a figuras fundamentales de nuestra historia reciente como Mahatma Gandhi, asesinado  hace sesenta y siete años, o Martin Luther King y otros humanistas que dejaron un mensaje pacifista en la sociedad que no debemos olvidar. Sin duda, educar a nuestros hijos mediante estos modelos culturales y sociales puede ser el principio para iniciar un camino sostenible fundado en el diálogo y el respeto mutuo.

Educación infantil al aire libre / Outdoor Education

En no pocas ocasiones he asistido a reuniones en las que al tratar asuntos relacionados con la educación infantil surge un tema recurrente: El de la añoranza de la infancia. En este contexto nostálgico, un buen número de padres solemos lamentarnos de que nuestros hijos se estén perdiendo vivencias por las que muchos de nosotros pasamos jugando al aire libre. Son momentos para recordar cómo la imaginación se nos despertaba hasta límites insospechados de la mano de recursos básicos que, incluso a veces, tomábamos prestados de la propia naturaleza. Éramos felices con poco, con un grupo de amigos próximos y leales, sin necesidad de mucho más. Y lo más curioso: aprendíamos jugando. Ampliábamos, sin ser conscientes, nuestras destrezas físicas y fortalecíamos principios de solidaridad y cooperación. Finalmente, todos los padres, concluíamos con una queja generalizada en la que asumíamos que actualmente los niños viven más incomunicados a pesar de la era de la conectividad digital.

Este tipo de narraciones nos llevaron, hace ya casi treinta años, a reflexionar sobre qué iniciativas se podían plantear en el ámbito educativo para que nuestros alumnos experimentasen un aprendizaje que recuperase ese espíritu de libertad, seguridad y creatividad con el que nosotros convivimos.

Conocedores de que el urbanismo le iba ganando terreno a la naturaleza, sentíamos que desde los centros docentes teníamos la obligación de adaptar un método educativo y realizar una serie de mejoras estructurales para que nuestros alumnos pequeños se contagiasen de aquella filosofía que tan buenos resultados propició.

Desde aquel momento hasta el día de hoy, en Caxton College, hemos implementado un modelo educativo infantil que destaca por potenciar actividades en espacios abiertos del colegio y complementarlas con las clases en aulas. De ese modo, promovemos una saludable relación con el medioambiente y los juegos didácticos como un factor de enorme importancia en el desarrollo intelectual y emocional de los alumnos que sigue muchos de los pasos del método Montessori.

A este respecto los pedagogos nos confirman que el juego es el principal camino que los niños tienen para conocer el mundo que les rodea y que a partir de la activación de áreas de aprendizaje creativo en el exterior los niños fomentan principalmente la investigación, la autonomía y la cooperación. Sobre este asunto el currículo británico para esta etapa (Early Years Foundation Stage) destaca la importancia que el juego tiene en la mejora del lenguaje y comunicación en general, en la revelación de emociones, en las relaciones sociales, en el desarrollo físico y en el fomento de su independencia, entre muchos otros aspectos.

Bajo este manto pedagógico los niños descubren las matemáticas en el patio, practicando con juegos de arena, agua, espuma y mucha imaginación. Así mismo trabajan ciencias naturales interactuando con su propio hábitat mediante materiales escolares que facilitan su aventura por el saber. La lectura, la escritura, las artes, el ejercicio físico, y tantas otras disciplinas, forman parte de ese itinerario en el que los profesores orientan a los alumnos en la cultura del esfuerzo, de la observación y del análisis crítico.

Por último, la ciencia también parece ponerse de nuestra parte al descubrirse que una bacteria que vive en el exterior (mycobacterium vaccae) estimula la generación de serotonina a las personas que están expuestas a ella. Las personas pueden adquirirla por las vías respiratorias simplemente respirando en un entorno natural. Según esta investigación, llevada a cabo por científicos del Sage Colleges en Troy, Nueva York, se aconseja a los colegios crear ambientes de aprendizaje que incluyan tiempo al aire libre y sea un elemento más de apoyo para la educación de los alumnos.

Outdoor Education

On more than a few occasions I have attended meetings during which, when dealing with matters related to early childhood education, a recurring theme arises: The longing for childhood. In this nostalgic context, a large number of parents usually lament that our children are missing out on experiences that many of us had while playing outdoors. We treasure the memory of those moments when our imagination soared to unsuspected heights, with only the most basic of resources, borrowed from Nature. We were happy with little, and our group of close, loyal friends was really all we needed. And here’s the most curious thing of all: we learned by playing. Without even thinking about it, we improved our physical abilities and strengthened the basic principles of solidarity and cooperation. Finally, all the parents conclude with a generalized complaint in which it is assumed that children nowadays communicate less in spite of the era of digital connectivity.
This kind of narrative led us, almost thirty years ago now, to reflect on what initiatives could be taken in the educational field so that our students could receive a learning experience that would recover that spirit of freedom, security and creativity which was a part of our lives.

Knowing that urbanism was gaining ground to Nature, we felt that from as a school we had the obligation to adapt an educational method and make a series of structural improvements, so that our young students could be caught up in the philosophy that had provided such good results.

From that time on, at Caxton College we have implemented a pre-school educational model that stands out for promoting activities in the outdoor spaces in the school, complemented by lessons in classrooms. In this way, we are encouraging a healthy relationship with the environment and the use of play in education as a factor of enormous importance in our students’ intellectual and emotional development, following many of the steps in the Montessori method.

In this respect, educators confirm that play is the main way that children get to know the world around them and that the activation of areas of creative learning outdoors can foster research, independence and cooperation in children. On this subject the British curriculum for Early Years/Foundation Stage emphasizes the importance that play has in improving language and communication in general, in expressing emotions, in social relations, in physical development and in promoting independence, among many other areas.

Under this pedagogical mantle, children discover mathematics in the playground, practising with games using sand, water, foam and lots of imagination. Similarly, they learn about Natural Sciences by interacting with their own habitat through school materials that feed their thirst for knowledge. Reading, writing, the arts, physical exercise, and many other disciplines, are part of this journey in which teachers guide students in an environment of effort, observation and critical analysis.

Lastly, Science also seems to be on our side, as it was discovered that a bacteria that exists outdoors (mycobacterium vaccae) stimulates the generation of serotonin in people who are exposed to it. People can absorb this microbe simply by breathing it in, in a natural environment. According to this research, conducted by scientists at Sage Colleges in Troy, New York, schools should be encouraged to create learning environments that include time outdoors and that this should be one more element to support their learning.

Los colegios británicos y los ríos de España

Por Amparo Gil

De los 2.796 centros educativos de la Comunidad Valenciana tan solo 17 son británicos. Este modesto porcentaje impide que la sociedad tenga un amplio conocimiento de lo que verdaderamente ocurre en nuestras aulas. Esta falta de información a veces genera tópicos que esconden una realidad educativa cargada de ventajas para los alumnos. Por esta razón, considero muy edificante compartir las virtudes más significativas del aprendizaje británico.

Cultura española y valenciana

En primer lugar me gustaría desterrar de la opinión pública la falsa creencia de que en estos colegios carecemos de una sólida formación en Lengua, Literatura, Geografía e Historia Española. Y es que existe la idea, equivocada, de que nuestros alumnos solo van a conocer los ríos y cordilleras inglesas, la vida de los Tudor o las obras de Shakespeare. Por el contrario, si revisamos nuestro programa académico observamos que las horas lectivas y los contenidos en Lengua y Literatura Española son similares a los centros educativos españoles tanto en Primaria como en Secundaria. Además, este currículum se enriquece con un programa anual de actividades complementarias que amplían la visión cultural del alumno. De este modo, comprobamos cómo los estudiantes de los colegios británicos tienen una formación completa en estas disciplinas.

Universidades Españolas

Otro dato objetivo, que viene a corroborar esta realidad educativa, es que el 80% de nuestros alumnos continúan sus estudios en universidades españolas. Sabiendo además que muchos de ellos, cuando culminan sus grados superiores, lo hacen con premios, menciones especiales o alcanzando primeros puestos en sus promociones. ¿Cómo se entiende esta solvencia universitaria sin un dominio de la lengua española?

Esta pregunta, que no precisa respuesta, nos ayuda a desarticular otra falsa idea de que, los alumnos en centros británicos están obligados, de manera natural, a salir de España para ir a la universidad. En ese sentido, el currículum británico lo que hace es ofrecer esa oportunidad a quien quiera escogerla, tanto en su etapa de formación superior como en su futura fase profesional.

Otras asignaturas en español, como Geografía e Historia, ciertamente cumplen un porcentaje menor de horas lectivas respecto al currículum español. Pero esa diferencia es cubierta por los profesores con un acertado trabajo de síntesis, muy concentrado en España, y con proyectos prácticos que conceden a las asignaturas un atractivo y un valor añadido indiscutible. Mediante este método integrador, dinámico y trasversal, que huye de la memorización de temarios, se consigue que los alumnos capten los aspectos esenciales de estas asignaturas para que reflexionen, investiguen y tengan una asimilación crítica sobre los mismos.

Habiendo expuesto objetivamente que las asignaturas y la cultura española (así como la la tradición valenciana) tienen un valor apreciable en los colegios británicos de nuestro territorio, debemos apuntar que, además, el alumno recoge un conocimiento cultural anglosajón que le confiere una mente abierta y globalizada. Asimismo, poco hay que añadir respecto a las bondades que ofrece una inmersión lingüística total a través de sus profesores nativos y con un 20% de alumnos internacionales como es el caso particular del colegio que dirijo.

Estabilidad Educativa

Si seguimos avanzando por esta modalidad pedagógica descubrimos un factor que, a mi modo de ver es fundamental a pesar de que no se suele poner demasiado en valor. Me estoy refiriendo a la estabilidad que esta línea de enseñanza brinda al alumno gracias al aval histórico que el gobierno británico ofrece a la Educación. De esta manera, los colegios británicos de cualquier parte del mundo toman vuelo gracias a la fiabilidad de un sistema legendario que, año tras año, permite a sus instituciones asomarse a las cotas más altas de los rankings educativos mundiales.

Habilidades profesionales

Por otra parte, es consabido que este sistema proporciona a nuestros alumnos una serie de habilidades y conocimientos que sintonizan extraordinariamente con las necesidades que demanda el mercado laboral. Hoy día cualquier oferta de empleo cualificado exige a sus candidatos una alta capacidad en materia de comunicación, destrezas para trabajar en equipo, creatividad, conocimientos informáticos e idiomas entre otras cualidades más específicas en función del puesto de trabajo. Esas capacidades generalistas están muy bien extendidas en nuestras aulas. De este modo, cabe señalar que absorben un pensamiento creativo que despliegan en todas las unidades didácticas en las que trabajan. Y es que la potenciación de la creatividad es uno de esos factores más diferenciales de este sistema, que lo recorre de parte a parte, y proporciona a los alumnos un suplemento que van a poner en juego con eficiencia en cualquier actividad en la que intervengan.

Del mismo modo, es reseñable el nivel tecnológico que adquieren desde pequeños, no sólo en el manejo de hardware (tablets, ordenadores, etc.) sino en la gestión del software (programación) mediante atrayentes programas didácticos infantiles. De otro lado, la cooperación y el trabajo en equipo se ejecuta a diario en todas las materias y en todos los ciclos con la participación del profesor quien se incorpora a estos procesos para dinamizar a los grupos. De igual manera, la retórica o la capacidad de hablar en público cobra su punto álgido en Secundaria cuando especialistas en estrategias de comunicación forman a los alumnos de una manera eficaz.

Elitismo académico

Otro de los estigmas con el que se etiqueta a estos colegios tiene que ver con el elitismo. Sobre este calificativo cabe señalar que verdaderamente, al menos desde mi propia experiencia de treinta años formando alumnos, perseguimos que nuestros chicos sean personas con notables habilidades y con atributos distintivos que les permitan alcanzar sus sueños profesionales. ¿Son elitistas universidades públicas como Oxford o Cambridge? Si el elitismo lo entendemos desde un punto de vista académico la respuesta debería ser afirmativa. Pero en absoluto ese elitismo tiene que asociarse a un distanciamiento con la sociedad. Los programas de solidaridad, las campañas de valores humanos, las acciones de voluntariado y demás actividades sociales son un activo indispensable en el sistema británico para formar a un alumno crítico y sensibilizado con la realidad local y global.

Este contacto con la realidad también tiene su correlación en el ámbito académico ya que este sistema persigue que la teoría aterrice con naturalidad en el terreno práctico para que los alumnos le vayan poniendo cara, sentimientos y emociones a la Historia, Literatura, Ciencias, etc. Viajes, prácticas en laboratorios científicos, charlas con profesionales externos que visitan las clases, etc. forman parte de ese interés por el pragmatismo educativo. Siguiendo este hilo conductor, en Caxton College se imparte “Career Skills” (orientación profesional), una asignatura inédita en otros centros que ayuda al alumno a descubrir su vocación académica y profesional. Al mismo tiempo, “Work Experience” (experiencia laboral) es una iniciativa muy específica del colegio que persigue que el alumno tenga una relación directa con la vida profesional para que pueda valorar de antemano si su elección cubrirá sus expectativas de futuro.

Precio

Qué duda cabe que la única desventaja de este sistema educativo es su precio, desafortunadamente inasequible para todos los públicos y menos aún en una etapa en la que el país todavía está despertando de una tremenda crisis. Sin embargo, sus mensualidades son equiparables a las de cualquier centro docente privado en Valencia donde acuden cuarenta y dos mil alumnos valencianos. Por último, como actor protagonista en el sector educativo desearía que esta enseñanza, que persigue la excelencia académica, sea valorada por los aspectos tan positivos que aporta a una sociedad global.

Educar en el siglo XXI / How to educate in the XXI Century

Por Cristina Pérez, Psicóloga de Secundaria de Caxton College.

“Cerca del 65% de los niños que se encuentran actualmente en edad escolar,  serán el día de mañana profesionales especializados en trabajos que aún no existen”.

Ante estos titulares en las noticias de hoy en día, los padres debemos prepararnos para saber educar a nuestros hijos en un futuro incierto.

¿Qué cualidades debemos fomentar en nuestros hijos para intentar asegurarles un porvenir lo más favorable posible?

Saber trabajar en equipo: esto implica desarrollar un valor tan esencial hoy en día como es la empatía. Debemos enseñarles no sólo a expresar sus propios sentimientos, sino también a descubrir y comprender los de los demás.
Para trabajar en equipo también necesitan ser tolerantes con la diversidad, independientes a la hora de trabajar y responsables,  de forma que aprendan que sus actos tienen consecuencias para ellos y para los demás.

Creatividad: para desarrollar esta cualidad necesitamos fomentar en nuestros hijos tanto su capacidad para ser flexibles ante los obstáculos, como su resiliencia, de forma que se conviertan en personas perseverantes, capaces de relativizar los problemas y buscar siempre soluciones.

Deben saber hablar en público: por tanto, debemos enseñarles a ser asertivos, expresando  sus sentimientos y opiniones de manera libre, clara y sencilla, entendiendo cuándo es el momento justo y  la persona indicada para hacerlo. Al mejorar su capacidad comunicativa, desarrollan también sus habilidades sociales, aumentando su nivel de autoestima y la imagen que tienen de ellos mismos.

Por último, deben ser curiosos y entusiastas: debemos enseñarles a ser proactivos, a tener ganas de aprender, aumentando su “espíritu investigador” y a emocionarse con sus ideas. Esto hará que con el tiempo sean personas felices y optimistas.

Como padres, lo más importante es ser conscientes de que todas estas cualidades y valores los aprenden de nosotros, por tanto, podemos ayudarles a desarrollarlos siendo  modelos de nuestros hijos.

Un padre le dice a su hijo: “Ten cuidado por donde caminas”. El hijo le contesta: “Ten cuidado tú,  yo sigo tus pasos”.

How to educate in the XXI Century

By Cristina Pérez, Secondary School Psychologist at Caxton College

“About 65% of all children who are currently of school-going age will become the specialists of tomorrow, in jobs that do not yet exist”.

When faced with current headlines like this, we as parents must take stock of the fact that we need to know how to educate our children for an uncertain future. 

What qualities should we be passing on to our children in order to give them the best possible future? Learning how to work in a team: This means developing an essential quality for today, called empathy: We must teach them not only to express their own feelings, but also to be aware of and understand the feelings of others.

To work as part of a team, they will need to be Tolerant when faced with diversity, independent and responsible workers, who have learnt that their acts have consequences both for them and for others.

Creativity: To develop this quality, we need to develop our childrens’ ability to be flexible when they encounter obstacles, but also their endurance, so that they can become people who persevere, are able to play down problems, and always find solutions.

They should know how yo speak in public: To this end, we should teach them to be assertive, expressing their feelings and emotions freely, clearly and simply, understanding when it is the right moment to speak, and who is the right person to do so. As they improve their communicative abilities, they will also develop their social skills, increasing their level of self-confidence, and their own self-image.

Lastly, they need to be curious and enthusiastic: We must teach them to be proactive, to be willing to learn, to stimulate their “investigative side” and to be passionate about their ideas. This will, in time, make them happy, optimistic adults.

As parents, the most important thing to be aware of is that all of these values and characteristics will be learnt from us, and thus, we can best help them to develop them by being models for our children.

A father says to his child: “Be careful where you walk”.  The child replies, “You be careful, because I’m following in your footsteps”.

 

Page 1 of 11

Caxton College British School